El Gran Radagast, Las Convenciones y El Gringo Borracho.

DSC_1191

Odio las convenciones de magia, tanto como a la caigua rellena.

Pocas cosas son tan estúpidamente insoportables, pero a la vez necesarias, si es que te dedicas a este oficio de mentir profesionalmente. Lo que hago es escoger meticulosamente a cuales ir y a cuales no, además tengo toda una rutina, para que esos 3 o 4 días rodeado de insoportables colegas no sean tan tediosos.

Una convención de magia es lo más parecido a una convención de gente con el miembro viril sumamente pequeño, pero que por 3 o 4 días luchará por demostrar que lo tiene más grande que su colega. Así tendrás que escuchar a una serie de sub-normales tratando de convencerte a ti (que ya eres bastante sub-normal), de sus “poderes mágicos”.

En Lima entre los años 2007 y 2009, se hicieron algunas convenciones medianas muy interesantes, a pesar de ser de magia. En alguna de ellas, no logro acordarme en cual, se presentó un mago gringo de los bravos de Las Vegas. Casino Atlantic City, sala llena, mucha expectativa y yo sentado solo en la última fila.

El genial presentador de la conferencia, con voz pomposa e impostada presenta:                                                            “Desde Las Vegas Nevada, directamente para todos ustedes, el único, el extraordinario…”

Sale el gringo a escena, se sienta, se prenden los monitores y la borrachera que tenía, era evidente. El desconcierto era general, se escuchaban voces y risas. Entre el “jelou, houla perruu”, el evidente estado etílico y los esfuerzos por barajar las cartas, la cosa era insoportable.

El primer truco salió mal, pidió disculpas, intentó hacerlo de nuevo y falló, en ese momento decidí salir. Al llegar al pasillo me encuentro al mago Argentino Radagast, este si es un genio de los que hay pocos. No lo conocía, pero me acerqué y hablamos:

-¿Qué tal che? Soy Plomo de Perú.

-Si se quien eres chavón. ¿Cómo estás?

-Bien, pero aburridísimo el gringo y está ebrio.

-Si, muy malo.

-Me aburrí después del segundo intento de su rutina.

-Yo me aburrí un poco antes de que lo presenten.

Un genio Radagast, ahí confirmé que no estaba equivocado al tenerlo como referente. Nos quedamos conversando y luego fuimos a tomar un café. Hablamos por horas de cualquier cosa menos de magia, nos hicimos amigos y nos contamos muchos chistes. Años después hicimos una dupla llamada “Pisando Fuerte”, nos hemos presentamos en varios teatros y eventos de diferentes ciudades .

Es uno de mis principales consejeros y además es el representante de Casa Májika en Argentina. Soy el padrino Peruano de su pequeña hija Bianca y el de mi perra Baraja. Entre las horribles convenciones y la borrachera del gringo, conocí a uno de mis mejores amigos.

Es así como la magia sucede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s