El Peruano y Su Ballet.

Me hice hincha de Boca Juniors cuando era un junior, 6 años y me volvía loco viendo al “Loco” Gatti, arquero de ese equipo boquense que no le ganaba a nadie. En canal 7 pasaban los partidos de la liga Argentina y los viernes llegaba a Lima la revista “El Gráfico” que todos los lunes invadía Buenos Aires. Cada viernes durante toda la primaria, apenas sonaba el timbre de final del día, corría a la calle Miguel Dasso a conseguir este valioso tesoro.

La figura de Hugo Orlando Gatti, era pura inspiración para mi, un infantil arquero del Lima Cricket de Magdalena. Vestía como el, usaba vincha como el y trataba de imitar ese estilo arriesgado y atrevido de tapar. Salidas hasta más de la mitad de cancha, tiros libres, muchos pies, jugar al límite, era lo que el niño le copiaba al loco.

Crecí siempre siguiendo a Boca, disfruté mucho del campeonato del 92, siempre por “El Gráfico” y lo que se podía ver en la televisión. Cambié al loco por el “Mono” Montoya, pero los colores azul y oro no los cambiaba por nada. Llegó la era Bianchi y el Boca campeón del mundo dos veces seguidas.

Pude ir a Buenos Aires y conocer la Bombonera, me enamoré profundamente del juego de Román Riquelme (ídolo máximo), cante, grité y me emocioné como pocas veces en esa final del 2007 vs Gremio, fui a la cancha con Gonzalo Ferrand, hice unos trucos en el medio tiempo y regresamos al hotel caminando bajo la lluvia, abrazados cantando.

bsas con el gordo ferrand 054

Hace pocos años Boca se jugaba el clásico contra un River que se iba a la B, podía ser el último clásico con River en primera división. Yo estaba en Argentina haciendo un show en el teatro La Plaza de Avenida Corrientes y tenía que ir al estadio. Coordiné con unos revendedores de entradas y conseguí dos, llamé a mi querido amigo Martin Vercellini y lo invité a la cancha. Le mentí, le dije que tenía dos plateas, pero en realidad tenía dos populares. Si le hubiera dicho la verdad, Marto no me acompañaba.

Fuimos a la Bombonera y mientras comíamos el choripán previo, le confesé a mi amigo el lugar de nuestras entradas.   Pálido el, emocionado yo, fuimos hacia esa tribuna donde la “12” hace al estadio temblar. Nos cruzamos con unos de River, la policía nos empujó, golpeó y finalmente llegamos.

Marto me dice: “che mashic, quedemonós por acá atrás, al medio es un quilombo”. Yo sin contestar nada y haciéndome campo entre la gente, llegué al medio, al corazón de la barra, el me seguía muy de cerca, pero atrás mío.      Con un pañuelo amarillo en la cabeza y totalmente adaptado al lugar, cantaba y vivía la previa al clásico más emocionante del mundo.

De pronto se me acerca un tipo muy gordo y muy grande, colorado, tatuajes en los brazos y cara de pocos amigos.

-¿Y tu?

-Y yo, quiero ver el partido.

-¿Eres Colombiano?

-Peruano.

-¿Peruano, que haces acá?

-Ya te dije, quiero ver el clásico. Vengo desde Perú a ver este partido.

La situación se ponía tensa, los de la barra habían detectado un extraño en el medio de su tribuna, Marto atrás casi tapándose la cara, el gordo este que me increpaba y de pronto todo se aclaró. Me acordé que soy mago y utilicé el arte del engaño. Inventé una falsa identidad que me blindaría.

-Mira, no solo soy Peruano, soy hincha de Boca y toda mi familia lo es. Soy el sobrino de Julio Melendez, el es hermano de mi madre

-¿Julio, el negro?

-Si, Julio, mi tío el negro.

-No te puedo creer, me estás cargando.

El gordo volteó y empezó a gritar, “el sobrino del negro, el sobrino del negro”. Fui aceptado con honores en el medio de esa barra, disfruté del partido al costado del gordo, grité, salté, canté y me fui con la promesa de regresar. Le juré que llegando a Lima, le contaría a mi tío que estuve en el medio de esa tribuna, que en el 69 y 70 cuando el era el capitán, cantaba sin parar “…y ya lo ve, y ya lo ve, es el Peruano y su ballet…”

3 comentarios en “El Peruano y Su Ballet.

  1. Buena Plomito eres avezado como siempre…..!!
    Yo también tengo una anécdota con Gatti, jugué con el siendo mi arquero del equipo blanco en el Estadio Nacional de Lima, en un partido de la Peña de los Jueves con toda su gente, incluidos el Bocha (Boccini), Héctor Chumpitaz, el gran capitán de América, Teófilo Cubillas y todas las estrellas que siempre convoca nuestro gran amigo el Chupo Arriola, en un preliminar de U vs Alianza a estadio lleno. Creo que para mi fue lo mas espectacular que viví en el futbol. Ya habrá oportunidad de comentarte toda la estrategia previa que me paso “El Loco” para enfrentar el partido seriamente, es todo un personaje que merece mi respeto.
    Un fuerte abrazo sobrino.

    Me gusta

    • Querido Flaco, si algo entiendo de fútbol y si pude jugar en los lugares que jugué fue gracias a ustedes. Gracias a personas como tu, mi viejo, Gustavo, Kike, Franco y algunos más. Te mando un fuerte abrazo y nos vemos pronto por el club para que me cuentes esa mágica anécdota.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s