Lectura Para Magos, Truqueros y Otros Bichos.

“Dos clases de cosas hay en un autor: lo que se puede imitar de ellos, y esto constituye su influencia; y lo que no se puede imitar de ellos, y esto constituye su valor. Lo que es imitable en ellos los difunde y amenaza su existencia. La otra parte los preserva. Por lo primero son importantes, y son únicos por lo segundo”

Paul Valery.

Con este texto que me pasó mi amigo, el genial Juanjo Salce, cerré en mi cabeza un tema que me generó muchas discusiones con colegas, magos, humoristas, músicos y más. El tema de la copia, del plagio, del vil pirateo, es todo un capítulo (y bien grande) en la historia de la magia y de las artes.

Es desde el principio de los tiempos una parte esencial de la magia pues implica “el secreto”. Antiguamente y antes que aparezcan los medios masivos de comunicación, lo más importante en la magia era justamente el “como se hace”.             Se sabe de magos que estudiaban por años a sus colegas para saber sus sistemas. Esta rivalidad se llevó al cine en una película muy conocida “El gran Truco” http://www.youtube.com/watch?v=alZigod0OJw

Al pasar los años se perdió un poco el secreto, esto debido a la masificación del arte de la magia y a su posterior conversión a lo que considero es hoy, un entretenimiento.

En los años 80’s y 90’s cuando la tendencia eran los “Big Shows” con muchas ilusiones y animales salvajes, ya existían los imitadores de los magos renombrados. A Lima llegaron por ejemplo “Los Ferchos Brothers” quienes hacían un show muy parecido (por no decir igual) al de Siegfried & Roy. Era tan parecidos, que para promover el show en nuestra ciudad se usaron imágenes de los Simpsons, en donde hablaban de los famosos magos de Las Vegas y el público Peruano pensó que se trataba de ellos.

Ya en la década pasada con la expansión de la internet, el secreto quedó en el olvido, bastaba con navegar un rato y podías encontrarle el “como se hace” a casi cualquier truco y/o rutina mágica en el mundo. Incluso un mago llamado Valentino, con el sobrenombre de “El mago Enmascarado” lanzó un programa de televisión en donde revelaba muchos secretos. Es ahí en donde la magia cambió y se convirtió en lo que es hoy a nivel mundial y que a muchos de mis colegas, les cuesta tanto entender. A partir de la perdida del secreto, dejó de ser tan importante el truco y pasó a tener más relevancia el mago.

A mi entender es lo mejor que pudo pasar, es por eso que hoy tenemos excelentes propuestas y tan diferentes unas de otras, haciendo casi lo mismo, pero presentado de maneras diametralmente distintas. Es así como los grandes magos de estos últimos años son aquellos que le dan mucho énfasis a la presentación, como Penn & Teller, Juan Tamariz (un adelantado a los tiempos de hoy), Radagast, Barry & Stuart, entre otros. Es el mago de hoy un performer, un entretenedor, un artista que buscará la manera más adecuada de engañarte y sorprenderte, ya no solo valiéndose del truco en si.             Es muy probable que saliendo del show, el público busque en Google tu truco y lo descubra en menos de 5 minutos.

Lo que recordará la gente que asiste a un espectáculo de magia, es la emoción que sintió, las risas que regaló y como ese artista lo supo llevar por un viaje mágico durante un rato. El truco pasó a ser la herramienta del mago, que hoy solo con eso sería un pobre estafador. Es por esto que considero inútil la discusión acerca del plagio en la magia, todos copiamos o si quieren ponerlo más bonito “nos inspiramos”.

Finalmente para el público el truco de la carta es siempre el mismo en cuanto a su efecto, pero si hablamos de contenido, de propuesta, pueden haber millones de trucos diferentes en uno solo.

Sin embargo, considero que es un descaro, mirar a un mago hacer algo en escena y tratar de copiarlo exactamente igual en movimientos, vestuario, texto, música, efecto, puesta en escena. El problema en este caso, ya no pasa por una copia, inspiración o plagio, eso directamente es un robo. Felizmente son muy pocas las veces que esto se logra con éxito, pues como dice el gran Paul Valery, hay cosas inimitables.

Hoy con 19 años en este negocio y siendo un confeso copión, pues empecé así, mirando y copiando al gran Khalid, recomiendo a los magos buscar sus propias maneras, con trucos propios o ajenos, pero con un sello, un estilo y una propuesta propia. Por mi parte en este momento de mi carrera que ya tengo bastantes rutinas propias, textos por montones y un estilo muy marcado, copien lo que quieran, para mi siempre es un halago.

Para cerrar, les dejo esta frase  del artista plástico y profesor Daniel Castro-Cordano. “ALL WAYS WILL ALWAYS BE OLD WAYS” (todas las maneras serán siempre las viejas maneras)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s